El embajador de Karpos publica un emotivo vídeo sobre el tremendo reto conseguido en el Risco del Baule. Eternit es la complicada vía abierta por Maurizio Zanolla en la Falesia del Baule, en Italia. Un muro vertical, en los famosos Alpes Dolomíticos, prácticamente liso y aparentemente imposible de escalar. Ese muro se encuentra en Vette Feltrine cerca del Rifugio Boz, un lugar habitual de escalada para el embajador de Karpos, Alessandro Zeni.

Tras varias intentonas en 2010, 2011 y 2013… con las consecuentes decepciones y desánimos, por fin Zeni ha conseguido conquistar este imposible muro de altísima dificultad (9A+) , situado a 1850 metros de altitud. Lo logró a principios de noviembre de 2021, y ahora esa hazaña ha sido inmortalizada en un emocionante vídeo que se puede ver en la web de Karpos.

Zeni retomó este maravilloso reto escalador a mediados de noviembre de 2020, cuando la pandemia por la Covid19 le dio un respiro. En esos momentos, el atleta de Karpos recobró el atrevimiento necesario para afrontar tan inmensa tarea. La primera aproximación acabó con buenas sensaciones, según explica el propio Zeni en el vídeo: “Por fin lo tengo cerca, pero para la parte superior aún necesito un poco más”. El Etenit estaba más cerca que nunca para el escalador italiano, que volvió de aquella aproximación convencido de que podría lograrlo.

karpos alessandro zeni copia

Las circunstancias, sin embargo, le obligaron a ir posponiendo sucesivamente el asalto final. Tras afrontar y cumplir con otros retos y seguir entrenando duro, Alessandro se dio cuenta de que “necesitaba un objetivo que fuera estimulante y que me ayudara a mantener el alto nivel de condición física y técnica que había logrado hasta ese momento”. Y entonces, lo tuvo claro: “Miré a mi alrededor y rápidamente me di cuenta de que no tenía muchos proyectos difíciles cerca de casa. Lo único que quedaba era Eternit”. 

Finalmente, no fue hasta el pasado otoño cuando pudo culminar su hazaña. “Empecé a escalarlo y todo parecía fácil, –explica Alessandro Zeni–, casi sin darme cuenta me encontré luchando con los últimos tramos de la roca. Mis pies parecían pegados al muro. Al fin, agarré la última presa con firmeza y me estiré hasta arriba. Un grito liberador rompió el silencio y llegó hasta el valle. ¡Sí, había escalado Eternit!”.

Nada menos que 23 intentos ha necesitado el escalador de Karpos para lograr la cima del Etenit. Un esfuerzo mayúsculo que seguro que ha merecido la pena, ya que se trata de una de las paredes lisas de mayor dificultad de la escalada mundial. El propio Zeni la compara con el “Energía Cósmica”, otra colosal pared que ya consiguió dominar unos años antes.

Desde Karpos felicitamos a Alessandro Zeni por este impresionante éxito que nos hace estar aún más orgullosos de contar con él entre nuestra nómina de embajadores. La escalada de Zeni al Eternit ha sido inmortalizada en este documental que ya puede verse en el siguiente enlace de la web de Karpos. 

Más información: www.karpos-outdoor.com/es