Unos 150 ciclistas disfrutaron de esta marcha cicloturista en dos etapas por la Alta Garrotxa. El pasado 5 y 6 de octubre se celebró la primera edición de la Pirineu Girona Challenge. Bajo el lema, “calidad sin masificaciones”, la prueba cicloturista propone un recorrido espectacular por las carreteras de Gironoa y en especial por los privilegiados encantos de la Alta Garrotxa. Una prueba que se caracteriza por ser un viaje organizado de fin de semana, con dos etapas, en que se cuida hasta el último detalle, sin masificaciones y con muy buen ambiente entre los participantes y la organización. A la entrega de dorsales el participante recibe un wellcome pack premium, presentado dentro de una caja personalizada que incluye entre otras cosas una prenda de la Marca Transparent Bike Wear una revista Volata, un bidón Finisher, pulsera acreditativa,… Hasta unos tapones para las orejas con una tarjeta que te deseaba felices sueños….cada detalle esta pensado para garantizar un fin de semana espectacular.

La primera etapa con salida de Sarrià de Ter y llegada a Camprodon 157 km y 2.900 m. Recorre la zona de l’Empordà (Girona) pasando entre viñas y alcornoques hasta llegar al Pirineo Francés con pueblos y carreteras de ensueño, que te transportaban a otra época. Coustouges, Saint Laurent de Cerdans y el imponente Prats de Molló con su muralla y con su gente amable dispuesta a animar hasta el último participante a subir el último puerto el Coll d’Ares, uno de los grandes, para completar una primera jornada dura y espectacular. La zona de llegada de Camprodón situada en un hayedo, mostraba un escenario realmente encantador. Una estampa que muchos no olvidaran, un pista de tierra compactada cubierta de hojas de diferentes colores, con el arco de meta al fondo. La música y el chill out Yogi Tea les esperaba, con té frío y caliente. Los participantes, dejaban sus bicicletas en un parking vigilado para degustar un generoso menú y barra libre de cerveza…

Ya con las fuerzas recuperadas, todos al hotel, donde las maletas ya estaban ubicadas en cada habitación. Un poco de descanso y una última cerveza, esta vez todos juntos y con la camiseta oficial de la marcha debajo del mítico puente de Camprodón, donde un concierto hizo llegar a más de uno tarde a la hora de cenar en el Hotel. El menú de noche super completo, variado y a escoger, con productos de proximidad y de calidad.

Seguna etapa: Camprodón – Sarrià de Ter

La segunda etapa salió puntual a las 9h de Camprodón con dirección Sarrià de Ter (121km y 1.500 m). Esta vez las carreteras serpentean entre volcanes dormidos y carreteras escondidas. Un entorno sin apenas tráfico que de forma mágica te llevaba a la línea de meta en Sarrià de Ter. Muchos de los participantes de la zona no conocían algunas de las carreteras por las que habían pasado. A la llegada entre todos los asistentes se respiraba muy buen ambiente, sonrisas y anécdotas, abrazos y intercambio de teléfonos… esta es la filosofía de la marcha. La Pirineu Girona Challenge, junto con la Orbea Cadí Challenge forman parte del calendario de las Back Road Challenges, un concepto diferente de cicloturismo, que pretende ofrecer un producto de calidad no masificado. El público que frecuentan estas marchas son principalmente grupetas y parejas, también acompañantes que disfrutaron del fin de semana con los suyos.

Fotos de la Girona Challenge 2019

Más allá del esfuerzo de superar las etapas propuestas, que son exigentes, el objetivo es disfrutar de un fin de semana de cicloturismo donde solo debes preocuparte de darle al pedal y la organización se ocupa del resto. Sin lugar a dudas, las Back Road Challenges, más que marchas cicloturistas, son una experiencia sobre ruedas que ha sabido diferenciarse del resto de marcha cicloturistas del calendario estatal. La próxima edición de la Orbea Cadí Challenge será el 6 y 7 de junio del 2020, en noviembre se abrirán inscripciones.Toda la información e inscripciones en la web oficial: www.gironachallenge.com